La Universidad se adapta «activa y en movimiento»

Este viernes en conferencia de prensa, el rector de la Universidad de la República (Udelar), Rodrigo Arim, remarcó que la institución se mantiene en movimiento: este semestre los cursos se dictarán a distancia y para eso se aspira a garantizar el acceso de todos los estudiantes a computadoras y conexión de internet.

 

 Rector udelar arim

 

El rector agradeció a la prensa presente en la conferencia virtual que se realizó este viernes 3 en la mañana. Repasó las medidas que tomó la Universidad a partir del 13 de marzo, cuando se dieron a conocer los primeros casos de personas con coronavirus en nuestro país. Ese mismo día, la Udelar tomó decisiones tendientes a proteger a la comunidad universitaria y a colaborar en el proceso de mitigación de esta epidemia de escala mundial.

Informó que en estas tres semanas la institución se mantuvo activa, desarrollando tareas básicas de enseñanza, investigación, extensión, administración y gestión. Destacó que los órganos de cogobierno de todos los servicios se encuentran funcionando en forma periódica, y que las últimas dos sesiones del Consejo Directivo Central (CDC) han sido virtuales. «Estamos en una Universidad en movimiento que se ha adaptado a la realidad del país», expresó.

Agradeció a los 140.000 estudiantes y 16.000 funcionarios docentes, técnicos, administrativos y de servicio que se han comprometido para continuar desarrollando las funciones básicas de la institución. «Se han puesto al hombro tareas complejas pero han permitido que la Universidad esté activa en todos sus servicios y funciones».

 

Planificación del primer semestre

El rector añadió que el CDC ha tomado decisiones importantes, entre otras, sobre las estrategias para contener los problemas asociados a la ausencia de presencialidad en la enseñanza, «esto tiene que ver con democratizar el acceso a la educación», puntualizó. «Nos preocupan todos los estudiantes», señaló, y principalmente los 18.000 estudiantes que integran la generación 2020 en todo el país.

El martes 31 de marzo, el CDC resolvió planificar todas las actividades de enseñanza de la Udelar bajo el supuesto de que las condiciones de restricción para la interacción presencial se mantienen. Esto implica que durante este semestre la Universidad se mantendrá activa. «Esta no es una situación de transitoriedad», remarcó, no es la ideal, pero es muy importante transmitir certezas, «destacar que los docentes tenemos la obligación de planificar las actividades docentes en contexto de plataforma digitales por todo el semestre y que los estudiantes sepan que los cursos han comenzado y se van a mantener en este formato a lo largo del semestre». Si las condiciones cambian, las actividades de enseñanza presencial volverán a operar.

Para estos objetivos, la planificación de este semestre se está apoyando en la larga experiencia de la Universidad con el Espacio Virtual de Aprendizaje (EVA), que permite el acceso a material educativo. Se está adaptando y redimensionando la plataforma de acuerdo a las necesidades de la coyuntura. 

Además, la Udelar ha hecho «un enorme esfuerzo» económico y tecnológico para adquirir el derecho al uso de plataformas de enseñanza que permiten la concreción de 700 aulas virtuales  para atender simultáneamente a 500 estudiantes cada una. Si es necesario, se adquirirán más, agregó. Del total de 168 ofertas de grado de la Udelar, 118 ya tienen actividad en estas aulas, es decir, el 70% de las carreras. Se espera que el lunes 13 de abril, más del 90% ya hayan incorporado la modalidad virtual en sus cursos. La adquisición de esas plataformas de enseñanza tuvo un costo de 50.000 dólares, provenientes de un fondo específico que la Udelar creó para afrontar este y otros gastos que pueda requerir como consecuencia de la epidemia de COVID-19.

Arim aclaró que esta situación requerirá construir un nuevo calendario para actividades que no son plausibles de desarrollar en plataformas virtuales, como la educación clínica, formación en estaciones experimentales y espacios de formación artística. La institución sigue haciendo el esfuerzo para continuar estas actividades de la forma más normal posible. Agregó que cada servicio va a desarrollar la enseñanza a distancia según sus requerimientos, pero todos deberán adaptarse a esta modalidad, adecuando los mecanismos de dictado, las evaluaciones y las reglamentaciones.

Con respecto a los estudiantes que ingresaron a la Udelar con una asignatura previa, informó que la institución tomó como primer criterio postergar la fecha para acreditar su aprobación hasta el 31 de mayo. Posteriormente se podrán tomar nuevas resoluciones, mientras tanto «ningún estudiante va a perder la condición de estudiante universitario por no haber podido rendir el examen de Secundaria que debe».

 

Accesibilidad de la enseñanza virtual

El rector señaló que preocupa la situación de estudiantes que tienen dificultades para acceder a instrumentos digitales, ya sea la conectividad a internet o la presencia de laptops o computadoras adecuadas en su lugar de residencia. Para esos estudiantes «vamos a tener políticas específicas», afirmó. 

La Dirección General de Planeamiento de la Udelar realizó un relevamiento muestral de la generación de ingreso 2020 -que continuará-, para analizar cuáles son los grados de dificultad para acceder, seguir y participar de los cursos virtuales. Los resultados arrojan que un 10% de esos estudiantes no tienen acceso a computadoras u otros dispositivos adecuados para el seguimiento de cursos y rendición de exámenes, pero sí tienen un acceso generalizado a los celulares y a la conectividad a internet. «Los problemas más serios los encontramos en la región noreste, donde la tasa de no acceso a computadoras es de 20%, por lo tanto esa región requiere intervenciones específicas», informó Arim.  

Las políticas para el acceso de los estudiantes a la enseñanza virtual se van a concretar «en las próximas horas», afirmó Arim, «eso implica usar varios recursos adicionales de la institución y también acuerdos con terceros». 

Por una parte, la Udelar está trabajando en convenio con el Plan Ceibal para que esos estudiantes accedan a computadoras. Para la institución «es un compromiso con la necesidad de mantenernos conectados con la sociedad», es necesario que los estudiantes logren sentirse parte de ella y que estas dificultades no operen como mecanismos de desconexión. Aclaró antes de la emergencia sanitaria, la Udelar y el Plan Ceibal ya negociaban sobre la posibilidad de que 300 estudiantes becarios accedieron a computadoras. Adicionalmente, se estudian mecanismos para lograr otro tipo de acceso suplementario a computadoras, como la compra directa por parte de la Udelar, que haga posible el préstamo de equipos a quienes lo necesiten. 

Con respecto a los costos en asociados a la conectividad para los estudiantes, el rector dijo que también hay preocupación: «estamos en diálogo con Antel al respecto para encontrar alguna solución para esta problemática».

Llamó a que los estudiantes se informen a través de los canales de comunicación que tienen los servicios acerca de la implementación de estos cursos y herramientas digitales. Agregó que el Programa de Respaldo al Aprendizaje (Progresa) de la Udelar tiene más de 500 estudiantes avanzados que ofrecen apoyo a la nueva generación.

 

Aportes en la emergencia sanitaria

Arim destacó a los investigadores de la Udelar que trabajan para casi triplicar la capacidad de diagnóstico de COVID-19 que tiene el país en tiempo récord. También mencionó que en la Facultad de Ingeniería un conjunto de investigadores están adaptando instrumentos como ventiladores o mecanismos de desinfección de instalaciones hospitalarias. Desde todas las facultades se intenta aportar insumos para afrontar la situación actual y estas iniciativas han tenido una repercusión importante dentro y fuera del país, recibiendo ofrecimientos de interacción académica, indicó.

En esta misma línea, el 31 de marzo el CDC resolvió reasignar fondos presupuestales, originalmente destinados a atender situaciones de emergencia en el plano edilicio, para construir un fondo universitario que financie actividades de corte académico e institucional para colaborar a mitigar los efectos del coronavirus en el país. El fondo es de unos 65 millones de pesos para investigación y actividades en el medio.

Además, la Universidad creó un fondo de recursos extrapresupuestales de 200 mil dólares, que se está dotando de donaciones de actores institucionales, individuales y empresariales, dentro y fuera del país, para que la Udelar, en asociación con otras instituciones pueda atender y potenciar los instrumentos y las innovaciones que coyuntura requiera. El docente de la Facultad de Medicina, Henry Cohen asumió la presidencia de este fondo.

Arim manifestó su convicción de que Uruguay afrontará esta situación con los menores costos posibles, gracias a los valores que caracterizan a nuestra sociedad: «solidaridad, participación, intercambio abierto y fraterno, que también son características de la Universidad de la República». Por último, remarcó que hoy la institución «puede dar respuestas a esta situación porque la Universidad y el país tomaron decisiones importantes años atrás, apostando a la educación superior y a la investigación a largo plazo».

 

Conferencia rector

 

 

Nota publicada por el Portal de la Udelar 3/04/2020

Foto: Liroy Rodríguez - UCUR - 3/04/2020

 

Visto: 373 Última actualización: Viernes, 24 Abril 2020